Te ayudamos a elegir el audífono que mejor se adapte a tus problemas auditivos

Si estás buscando un audífono, vamos a intentar ayudarte a que elijas aquel que se adapte mejor a tus problemas auditivos, conociendo las ventajas de optar por un modelo que te ofrezca la máxima calidad.

Gracias a los audifonos, millones de personas que padecen problemas auditivos tienen a día de hoy la posibilidad de disfrutar de una vida normal, pero es importante que en cualquier caso conozcamos por una parte las ventajas de elegir un modelo que nos ofrezca la máxima calidad, además de que también aprenderemos a optar por el tipo de audífono que mejor se adapte a nuestro nivel de sordera.

Las ventajas de elegir un buen audífono

Evidentemente, la principal ventaja a la hora de elegir un buen audífono la tenemos en que vamos a disfrutar de una mejor audición, y es que básicamente actúa como sustituto de las células ciliadas del oído interno, con lo cual está claro que vamos a poder disfrutar de una calidad de vida mucho mayor que si optamos por modelos excesivamente sencillos y que al final no nos facilitan los resultados que necesitaríamos.

Hay que tener en cuenta que el concepto de audífono ha cambiado mucho en los últimos años, y es que hasta hace poco lo que conocíamos serán los audífonos analógicos, los cuales se encargaban de recibir el sonido a través de un micrófono, mientras que el caso de los audífonos digitales, lo que ocurre es que se transportan sonido directamente a un ordenador de pequeñas dimensiones donde se consigue un ajuste de volumen adecuado y donde se pule el sonido recibido.

Esto significa que no sólo vamos a oír en el volumen que elijamos, sino que además vamos a conseguir eliminar los sonidos indeseables como por ejemplo el del propio viento, algo que afecta mucho a los audífonos analógicos a la hora de poder oír con claridad.

Además, en la actualidad también tenemos la posibilidad de elegir audífonos con características muy interesantes como por ejemplo la posibilidad de sincronizarlos con nuestro teléfono inteligente, un mp3 o con la televisión, de manera que, una vez que se han programado adecuadamente en función de la capacidad de audición del paciente, se les puede sacar un gran partido para poder hacer una vida prácticamente normalizada del todo.

Por otra parte también tenemos los habituales amplificadores que son audífonos que se venden generalmente por precios que van desde unas pocas decenas de euros hasta unos 300 € como máximo, en cuyo caso hablamos de un dispositivo con una tecnología muy simple y que no permite programación individualizada, por lo que tan sólo son útiles para personas que han perdido ligeramente su capacidad auditiva.

problemas auditivos

problemas auditivos

El mejor audífono para problemas de sordera grave o profunda

En el caso de que tengamos problemas de sordera grave o profunda, entonces lo mejor que podemos hacer es optar por los denominados audífonos retroauriculares, es decir, esos que se colocan detrás de la oreja y que son denominados con las siglas BTE.

En este caso disfrutaremos de una gran potencia así como un montón de prestaciones tecnológicas, además de que se trata de un tipo de audífono que se desarrolla de forma específica para cada paciente.

Encuentra una alternativa adecuada en caso de pérdida moderada

Sin embargo, si nuestra pérdida de oído es moderada, entonces podemos optar por los audífonos a medida, también conocidos como CIC, ya que son mucho más discretos al introducirse directamente en el oído.

Por supuesto no vamos a tener tanta potencia ni tantas prestaciones como en el caso anterior, pero prevalece el hecho de que se trata de un audífono mucho más difícil de ver, por lo que si no tenemos demasiados problemas de audición, quizás sea la mejor alternativa gracias a que desde luego es la más disimulada.

En cualquier caso, si notamos que padecemos de problemas de oído, lo mejor que podemos hacer es ponernos cuanto antes en contacto con un otorrinolaringólogo profesional que se encargue de realizar las valoraciones pertinentes para estudiar, de forma específica, el tipo de audífono que corresponde en nuestro caso en particular.