Rinoplastia ultrasónica, un avance de la cirugía estética

Muchas personas en el mundo quisieran lucir una nariz pequeña y linda, sin embargo, esto no depende de uno si no de nuestros genes y la misma naturaleza. Es aquí donde la mano del hombre interviene para modificar esos parámetros que tiene al alcance.

Una opción para poder mejorar nuestra apariencia facial es a través de una rinoplastia, esto consiste en una cirugía para modificar el hueso nasal y darle una apariencia más al gusto de la persona. Sin embargo, como toda cirugía esta conlleva ciertos riesgos y complicaciones haciéndola algo un poco más difícil de afrontar para una cirugía estética. Debido a esto surgió un nuevo concepto para poder realizar esta cirugía, la rinoplastia ultrasónica.

Rinoplastia ultrasónica

Esta consiste en una técnica más avanzada en rinoplastia. Para realizarla se emplea un bisturí piezoeléctrico especial, con este se obtiene una mayor precisión para poder modificar el hueso nasal sin someterlo a un traumatismo fuerte como en la cirugía clásica. Este procedimiento quirúrgico es relativamente nuevo a través de este método, si deseas más información sobre rinoplastia ultrasónica en Madrid, aquí podrás encontrar una clínica especializada en este tipo de intervenciones quirúrgicas.

Ventajas de la rinoplastia ultrasónica

Esta cirugía en comparación con el procedimiento clásico es menos abrasiva y traumática, lo que garantiza una recuperación más rápida a los pacientes.

Debido a su precisión, solamente se remodela el o los huesos nasales sin comprometer otros tejidos como la piel y la mucosa, gracias a esto se reduce notablemente los moretones y la hinchazón causados en la cirugía convencional.

Es un procedimiento más certero por lo cual existe menos riesgo de dañar los huesos nasales, sobre todo aquellos quebradizo y delgados.

Otra ventaja muy importante, es que debido a la precisión y control de la cirugía esta ofrece resultados más naturales.

Desventajas de la rinoplastia convencional

La rinoplastia tradicional se realiza mediante un escoplo y un martillo, con estos se fractura el hueso nasal mediante golpes, de esta forma no solo se rompe tejido óseo, también hay daños al resto de los tejidos (piel, mucosa).

Debido a que la fractura es de una forma poco controlada, se pierde simetría y por lo tanto los resultados muchas veces no son lo que se esperaban.

Es un procedimiento quirúrgico muy abrasivo, lo que ocasiona gran dolor y molestia al paciente posterior a la cirugía, por lo cual requerirá de reposo por un largo periodo de tiempo y ciertas consideraciones para evitar infecciones.

La rinoplastia convencional paso a ser la forma idónea de lograr esa simetría deseada en la nariz de los pacientes sin tener que someterse a un largo periodo de dolorosa recuperación, sin duda alguna un gran avance en la ciencia y la medicina estética.

Reply