Refrigerios antes y después del entrenamiento

Lo que usted come antes y después del entrenamiento es crucial para ayudarle a alcanzar sus metas. Usted probablemente ha oído o leído en alguna parte: los músculos abdominales no sólo son el resultado de un buen entrenamiento, sino también de buenas habilidades culinarias. Usted puede dar todo al entrenamiento de pesas, si no se alimenta adecuadamente, sus objetivos serán inútiles.

Refrigerios antes y después del entrenamiento

Por lo tanto, elija alimentos basados en el tipo de entrenamiento que usted hace (favorezca los alimentos ricos en proteínas para apoyar el trabajo de fortalecimiento o combine su proteína con carbohidratos de IG bajo para darle la fuerza para hacer un entrenamiento intenso). Asegúrate de consumirlos en el momento adecuado para asegurarte de que tu cuerpo puede trabajar al máximo nivel. Los carbohidratos se metabolizan rápidamente (aproximadamente 30 minutos), mientras que las proteínas pueden tardar hasta dos horas en ser completamente metabolizadas.

Cinco bocadillos ricos en proteínas

Mezcla de nueces: ideal, ya que es muy práctico para aportar proteínas vegetales y ácidos grasos esenciales. No tome más que un puñado de nueces. También son ricos en fibra, zinc, magnesio, vitamina E y B6.
Huevos: simples y rápidos de preparar, tienen una concentración muy alta de proteínas. Los huevos contienen los ocho aminoácidos esenciales necesarios para una recuperación muscular eficaz.
Barras de proteínas: esto suena obvio, pero no todas las barras de proteínas son iguales. Algunos de ellos que usted encontrará en los estantes están llenos de tanta azúcar como usted puede encontrar en una barra de chocolate con leche. Elija una barra de proteínas que utilice tantos ingredientes naturales como sea posible y compruebe su contenido de azúcar.
Aguacate: El cuerpo absorbe fácilmente las proteínas del aguacate. También están llenos de grasas monoinsaturadas, ácido fólico y vitaminas C, E y K.
Pollo: contiene más proteínas y menos grasa que la carne roja. Elija la forma más natural para maximizar el contenido de vitaminas y minerales (evite las pepitas de comida rápida, por ejemplo), y elija las piezas más magras.}

Cinco bocadillos ricos en carbohidratos

Plátanos: ricos en potasio, extremadamente prácticos, económicos y ricos en carbohidratos para proporcionar energía; los plátanos son uno de los bocadillos favoritos de los fanáticos del cardio-training.
Avena: deliciosa y fácil de digerir antes o después del entrenamiento. La fibra soluble en copos de avena también puede ayudar a reducir el colesterol. Agregue unas cuantas bayas para agregar algunos antioxidantes y mezcle con un requesón de proteína.
Batata: son una gran fuente de hidratos de carbono y también están llenos de vitaminas y minerales. Cocine al vapor sus batatas dulces y cómalas en ensaladas o intente añadirlas a sus batidos.
Verduras verdes: pensar brócoli, judías verdes, col rizada, lechuga, etc. Comer carbohidratos de fibra le ayuda a regular su apetito, retrasar la liberación de otros nutrientes y aumentar la absorción de proteínas. También limpian su sistema digestivo y aumentan su metabolismo, ya que su cuerpo tiene que trabajar más duro durante la digestión.
Quinua: es un súper alimento rico en carbohidratos complejos y bajo IG. Tiene una ventaja sobre el arroz o la patata por su alto contenido proteico. Quinoa le proporcionará la energía para apoyar su entrenamiento, pero también los aminoácidos que su cuerpo necesita para reparar y recuperarse.