¿Qué es la apnea de sueño?

La apnea del sueño es un trastorno que sufren las personas al realizar respiraciones muy profundas durante o muy superficiales. Las pausas ocurridas por este trastorno pueden durar pocos segundos hasta varios minutos, tienden a ser constantes, estudios han demostrado por medio de la observación que una persona puede tener un patrón de hasta 30 veces por hora.

Muchas veces la persona al presentar estos episodios de depresión respiratoria mientras duerme  puede volver a la completa normalidad incluso con la presencia de fuertes ronquidos o realizar un sonido parecido a una persona cuando se ahoga causando una mala calidad en el sueño debido a que la persona no logra tener un continuo sueño profundo. Con lo anteriormente dicho en el presente post compartiremos con todos nuestros lectores el tratamiento para la apnea del sueño.

¿Cómo saber si tengo apnea del sueño?

La mayoría de las personas que sufren de este trastorno pasan desapercibidas al ser un poco complicado realizar el diagnóstico de la misma, muchos médicos a pesar de la ardua observación y paciencia no logran detectar indicios de dicha complicación. Las primeras personas que puede detectar la existencia de la apnea del sueño son los familiares o aquellos que conviven diariamente con el individuo.

¿Qué tratamiento seguir para tratar la apnea de sueño?

Es de gran  importancia tratar este trastorno ya que al no recibir tratamiento alguno puede desarrollar o agravar otros problemas de salud asociados a este, como el aumento de la presión arterial lo cual arrastra consigo una variedad de complicación como el riesgo de sufrir un paro cardiaco o un accidente cerebro vascular. Los tratamientos más efectivos para tratar la apnea del sueño son los siguientes:

Mejorar el estilo de vida es uno de los tratamientos más efectivos para mejorar o erradicar esta condición ya que los malos hábitos como la ingesta de alcohol o el fumar cigarrillo y la comida chatarra son precursores directos para esta.

Dispositivos respiratorios conocido como CPAP es el tratamiento más usual para tratar esta condición. Consiste en un aparato electrónico el cual con una máscara que cubre la boca y la nariz envía suavemente aire hacia la garganta, manteniendo las vías respiratorias abiertas.