Primeros Sìntomas y Causas de la Algodistrofia

La algodistrofia, ahora llamada síndrome de dolor regional complejo (SDRC 1) se caracteriza por dolor articular.

La algodistrofia afecta principalmente a personas de entre 35 y 65 años, pero también puede afectar a otros grupos de edad y niños. Este tipo de patología suele ocurrir después de un incidente después de un traumatismo moderado en el sistema locomotor (fractura, luxación, esguince, daño de ligamentos o tejidos…) o después de una cirugía, pero sigue siendo impredecible, sobre todo porque también puede ocurrir sin razón aparente.

El Complejo Regional del Síndrome de Dolor Tipo II, anteriormente llamado causalgia, se desarrolla después de un daño nervioso causando trastornos de sensibilidad a lo largo de la vía del dolor.

Definición de la Algodistrofia

La algodistrofia es el endurecimiento progresivo y doloroso de una articulación, al que se le añade desmineralización ósea tras una cierta evolución. A menudo es secundario a la cirugía, incluso traumatismos menores, torceduras de ligamentos u otros daños articulares.

Esta patología provoca dolor crónico, que a su vez ocasiona dificultades de movimiento. Se pueden requerir exámenes (radios, RMN) para descartar otro diagnóstico. Cuando el diagnóstico es precoz, permite un tratamiento más adecuado con fisioterapia, a veces acompañada de infiltración de corticosteroides.

Fase de frío de la Algodistrofia

La algodistrofia se desarrolla en dos fases, la fase caliente (fase inflamatoria que dura de unas semanas a unos meses) y la fase fría. La fase fría se caracteriza por el enfriamiento de las extremidades, piel lisa y pálida, regresión progresiva del edema durante la fase cálida y retracción de la extremidad afectada.

Dependiendo de los pacientes (6 a 24 meses), la progresión hacia la recuperación es más o menos larga. El tratamiento incluye reposo de la extremidad, prescripción de medicamentos (calcitonina y vasodilatadores) y fisioterapia.

Algodistrofia del hombro

La algodistrofia (algunas veces llamada algoneurodistrofia) es un conjunto de síntomas que pueden ser el resultado de traumatismos o fragilidad del tejido óseo. La algodistrofia del hombro a menudo se denomina síndrome de la mano en el hombro.

Se manifiesta en un fuerte dolor de hombro que se extiende hasta el cuello y el brazo y se acentúa cuando la articulación está en movimiento. Es una seudo-parálisis a menudo causada por tendinitis crónica. Para tratar la algodistrofia se utilizan fármacos antiinflamatorios no esteroides y fisioterapia.

Algodistrofia de la muñeca

La algodistrofia puede afectar varias articulaciones, incluyendo la muñeca. La mano primero se calienta y se humedece, los dedos del paciente se hinchan y se forma un edema en la parte posterior de la mano. Después de 3 o 4 semanas, la inflamación desaparece pero la mano permanece distorsionada. El reposo, tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroides y la fisioterapia pueden tratar la algodistrofia.

Síntomas de la Algodistrofia

La algodistrofia se manifiesta en dolor difuso y profundo, a veces con quemaduras o secreciones, impotencia funcional con disminución del movimiento o incapacidad para utilizar el área sensible. La mejoría espontánea es muy lenta, pero progresiva y generalmente no deja secuelas.

Diagnóstico de la Algodistrofia

El diagnóstico de la algodistrofia es difícil de hacer y generalmente se hace por eliminación, es decir, después de haber descartado los otros diagnósticos potencialmente implicados en los síntomas. Los signos clínicos rara vez son lo suficientemente significativos como para hacer un diagnóstico fiable posible.

Los exámenes complementarios son una buena indicación, pero tampoco son suficientes. Finalmente, el diagnóstico se puede hacer cuando hay suficientes elementos como un traumatismo o cirugía previa, y el dolor es exacerbado y persistente incluso con una estimulación leve, rigidez articular con movilidad reducida (con fatiga muscular presente en el 50% de los casos), desmineralización como lo demuestra la gammagrafía ósea u osteoporosis visible en rayos X en estadios avanzados.

Tratamiento de la Algodistrofia

Para obtener los mejores resultados posibles es imprescindible iniciar el tratamiento rápidamente. Los tratamientos utilizados para combatir la algodistrofia están dirigidos principalmente a combatir el dolor. Estos incluyen analgésicos, fármacos antiinflamatorios no esteroides, fisioterapia, terapia ocupacional y balneoterapia.

Los métodos alternativos manuales a veces tienen efectos beneficiosos como la osteopatía, quiropráctica, etc., pero deben ser practicados por profesionales competentes y previa consulta con el médico tratante. Cabe señalar que los períodos de remisión traen mucha comodidad a los pacientes.