7 formas de tratar el dolor de espalda crónico

El dolor de espalda se considera crónico si dura tres meses o más. Puede ir y venir, a menudo trayendo un alivio temporal, seguido de frustración. Lidiar con el dolor de espalda crónico puede ser especialmente difícil si no se conoce la causa. En este artículo profundizaremos un poco acerca de las causas y algunas formas de tratar el dolor de espalda crónico sin cirugía.

Causas comunes del dolor de espalda crónico

El dolor de espalda crónico suele estar relacionado con la edad, pero también puede ser el resultado de una lesión previa. Las causas más comunes incluyen:

  • Artritis de la columna vertebral: el adelgazamiento gradual del cartílago dentro de la columna vertebral.
  • Estenosis espinal: estrechamiento del canal espinal que puede provocar dolor en los nervios.
  • Problemas de disco, como una hernia o un disco abultado
  • Síndrome de dolor miofascial: dolor y sensibilidad muscular inexplicables.

Si se tienen dolores de espalda, lo más recomendable es acudir al médico, nos aconseja el Traumatólogo Dr. Francisco Rodríguez. Es importante no tomar decisiones apresuradas y buscar el origen del dolor para poder tratarlo. También se puede trabajar con el médico para reducir el dolor mediante tratamientos no quirúrgicos como los que mostramos a continuación.

Te puede interesar:  Consejos para tener un buen cuidado diario de los dientes

Tratamientos no quirúrgicos para el dolor de espalda crónico

Terapia física

El ejercicio es la base del tratamiento del dolor de espalda crónico. Es uno de los primeros tratamientos que debe probar bajo la guía de su médico y su fisioterapeuta de la columna vertebral. Sin embargo, el mismo conjunto de ejercicios no funciona para todos. Los ejercicios tienen que ser adaptados a sus síntomas y condición específicos. Mantener la rutina de ejercicios en casa también es una gran parte del éxito.

La fisioterapia para el dolor de espalda crónico puede incluir

  • Corregir su postura
  • Probando los límites de la tolerancia al dolor
  • Ejercicios de estiramiento y flexibilidad
  • Ejercicios aeróbicos
  • Fortalecimiento del núcleo

La relajación y la meditación

El dolor de espalda crónico es un esfuerzo tanto físico como emocional. Para manejar la frustración, la irritabilidad, la depresión y otros aspectos psicológicos de tratar con el dolor crónico, puede ser referido a un psicólogo de rehabilitación. Este especialista puede recomendarle meditación, yoga, tai chi y otras estrategias cognitivas y de relajación para evitar que su mente se concentre en el dolor.

Dieta

Algunas dietas son altamente inflamatorias, especialmente las que tienen un alto contenido de grasas trans, azúcares refinados y alimentos procesados. Consulte con su médico para ver si su dieta podría estar contribuyendo a su dolor de espalda crónico y cómo podría cambiarla. Mantener un peso saludable también podría ayudar a disminuir su dolor de espalda al reducir la presión en su columna vertebral.

Te puede interesar:  La diabetes mellitus

Modificaciones del estilo de vida

Cuando tienes dolor crónico, es importante aceptar tus limitaciones y adaptarse. Escuche a su cuerpo y aprenda a controlar su ritmo. Tómese un descanso cuando corte el césped, o haga varios viajes cuando lleve la comida. Tome nota de las actividades que empeoran su dolor y evítelas si es posible. Esto no sólo podría ayudar a que su espalda se sienta mejor, sino que también podría evitar que la condición subyacente avance. Otro cambio importante en el estilo de vida es dejar de fumar. Se sabe científicamente que la nicotina acentúa el dolor y retrasa la curación.

Tratamientos basados en inyecciones

Para el dolor de espalda crónico se dispone de bloqueos nerviosos, inyecciones epidurales de esteroides, ablaciones nerviosas y otros tipos de procedimientos basados en inyecciones. Se utilizan cuando se conoce la fuente del dolor y a veces pueden ayudar a descartar ciertas causas si el tratamiento no funciona. Las inyecciones pueden detener o disminuir el dolor durante un cierto período de tiempo, pero no están pensadas como soluciones a largo plazo y no deben utilizarse de forma aislada.

Tratamientos alternativos

La acupuntura, los masajes, la terapia de biorretroalimentación, la terapia láser, la estimulación eléctrica de los nervios y otros tratamientos no quirúrgicos de la columna vertebral también pueden marcar la diferencia para el dolor de espalda crónico. Hable con su especialista en la columna vertebral sobre los tratamientos alternativos que podrían beneficiarle.

Te puede interesar:  Aprende sobre la Hernia Discal

Tratamientos farmacológicos

Los analgésicos, los antiinflamatorios, los relajantes musculares y otros medicamentos pueden utilizarse para ayudar a controlar el dolor de espalda crónico. Sin embargo, la mayoría de ellos tienen efectos secundarios no deseados y no están pensados para un uso prolongado.

Los medicamentos opiáceos generalmente no deben usarse como la primera, la única o la línea de tratamiento a largo plazo para el dolor de espalda crónico. Muchos de ellos son adictivos y no abordan la causa subyacente de su dolor. Los opiáceos deben ser recetados sólo después de un examen minucioso por un especialista y si otros medicamentos no han logrado proporcionar alivio. Si usted se encuentra dependiendo de los opiáceos para pasar el día, puede ser el momento de buscar una segunda opinión.

 

En cualquier caso, lo mejor que se puede hacer es dejarse aconsejar por un especialista. No debe tomar en cuenta este texto como una guía médica, simplemente como un artículo orientativo y en ningún caso sustituye la opinión de un médico.