Efectos de la actividad cardiovascular en tu organismo

Muchas personas dejan de lado la actividad física, solamente se concentran en el trabajo, los deberes, las salidas, los excesos y olvidan por completo su salud. Comúnmente estas personas al final del día no cuentan con suficiente energía para continuar, padecen de dolores de espalda, dolores de piernas, problemas de insomnio, digestivos, respiratorios y sobre todo problemas con el sistema cardiovascular.

Dejar de lado la actividad física es sinónimo de enfermedad y envejecimiento. Si quieres gozar de una vida plena, llena de energía, con fuerza y ánimos para atreverte a nuevos retos, lo mejor es incluir en tu rutina diaria actividad deportiva, sobre todo cardiovascular.

Beneficios de la actividad cardiovascular

Al realizar actividad cardiovascular ejercitas todo el cuerpo, desde lo músculos inferiores hasta la espalda, brazos y hombros en menor medida.

Fortaleces tu sistema inmune y tu sistema cardiovascular, mejora la circulación de la sangre, fortaleces tus pulmones, mejoras tu respiración, liberas toxinas, depuras tu organismo, fortaleces todo tu organismo en general.
Al realizar actividad cardiovascular, eres menos propenso a sufrir de colesterol y triglicéridos alto, además de disminuir los riesgos de padecer un infarto o una embolia.

La actividad cardiovascular te ayuda a controlar tu peso, algo muy distinto a lo que las personas creen, que al realizar actividad cardiovascular adelgazaran, por lo cual no es recomendable en personas delgadas. Todo lo contrario, la actividad física de este tipo es recomendada para todas las personas, sin importar su condición física.

Consideraciones antes de realizar actividad cardiovascular

Toda actividad física es beneficiosa para la salud, sin embargo, de no tener en cuenta ciertos aspectos, estas podrían resultar ser más perjudiciales que beneficiosa, por lo cual te invito a seguir estas pautas:

Consume algo de carbohidratos antes de realizar actividad física, esto para garantizar que tengas combustible que quemar y no sufras de mareos, dolores de cabeza o desmayos, algo muy típico, sobre todo en personas que están comenzando.

Equípate adecuadamente, no salgas a correr con botas de trabajo, vístete deportivo, cómodo y fresco, recuerda que transpiraras y tu piel necesita recibir oxígeno.

Hidrátate, importantísimo llevar contigo un termo de agua, si le agregas limón y miel mucho mejor, ya que el agua te hidrata pero no repone los electrolito que pierdes al sudar, por lo cual tus energías mermaran rápidamente.

Reply