Consejos para ganar masa muscular rápido y fácilmente

El ganar masa muscular rápido es el objetivo que muchas personas se fijan al iniciar con una vida fitness, pero hay que saber que esto no sucederá de la noche a la mañana, pues para ello se requiere de constancia, dedicación y realizar ciertos cambios en nuestra rutina diaria, pero tampoco quiere decir que sea algo imposible, por lo que aquí te estaremos contando todo lo que debes saber para obtener el cuerpo que deseas.

Cambia tu dieta

Probablemente al iniciar tu vida saludable cambiaste por completo tu dieta y comenzaste a ingerir alimentos bajos en grasas y carbohidratos, pero para obtener masa muscular tienes que hacer exactamente lo contrario a eso, pues debes incluir en tu dieta alimentos sanos pero con un alto nivel calórico, dichos carbohidratos los vas a incluir en tu dieta en las comidas pre entrenamiento, las post entrenamiento y durante ellos.

Cuando comiences con esta dieta vas a ir agregando o quitando los carbohidratos según vayas viendo el progreso, para eso es recomendable que lleves un registro de tu dieta y anotes de manera real lo que comes todos los días y a qué horas realizas dichas comidas, pues así te será mucho más fácil llevar un control.

Además, en los días sin entrenamiento puedes reducir los carbohidratos y aumentar los nutrientes, pues es en este momento donde tu cuerpo se recupera del ejercicio.

Cambia tu hora de ir a dormir

Aunque no lo parezca, el dormir la mayor cantidad de horas posibles es muy beneficioso al momento de ganar masa muscular, pues esto ayudará a que las proteínas se sinteticen y tu cuerpo segregue hormonas del crecimiento, y realmente lo ideal sería que duermas unas 8 horas diarias, pero como sabemos que esto es un poco difícil, intenta al menos irte a la cama unos 30 minutos antes.

Ejercita cada músculo

Primero, es importante que ejercites tus músculos unas 2 o 3 veces a la semana, pero realizando diversas sesiones donde te asegures de ejercitar todos los músculos, de la cabeza a los pies, por lo que en una sesión puedes concentrarte en el pecho, los tríceps y los bíceps, en la siguiente hacer entrenamiento de piernas y en la última te encargas de los abdominales y el pecho nuevamente.

Como nota importante debes recordar que la única manera de obtener progreso es avanzar y realizar cambios constantes, por lo que no puedes quedarte estancado por siempre en un peso o en un ejercicio determinado, hay que rotar y aumentar los pesos poco a poco.

No te saltes los descansos

Como ya mencionamos en el punto donde hablamos de la importancia de dormir, también es fundamente que realices descansos entre cada serie y ejercicio, pues esto es lo que te va a ayudar a que puedas realizar la siguiente serie, por lo que resulta muy importante que no te saltes ningún descanso y tampoco vayas a realizar otro tipo de ejercicio durante ellos.

Entonces, entre cada serie puedes tomarte un descanso de minuto y medio, y entre cada serie, un descanso de unos tres minutos.