8 consejos para comprar zapatos que sean buenos para tus pies

Comprar el calzado adecuado es una inversión en la salud de los pies. Esto hay que tenerlo muy claro antes de escatimar en gastos o comprar por comprar. Esto es algo que la mayoría ya sabe, pero la duda surge en ¿cómo se encuentran los que encajan bien y proporcionan el apoyo adecuado?

Empieza con tus propios pies, y mira lo que ya está en tu armario. Párate descalzo sobre un pedazo de papel o cartón y traza la forma de cada pie. Ahora toma tus zapatos, uno por uno, y colóquelos sobre el dibujo. Si usted es como la mayoría de las personas, tus zapatos “cómodos” se ajustarán a la silueta de tus propios pies.

Identificar los zapatos que te causan dolor es algo relativamente fácil si eres mujer, la mayoría de estos serán zapatos con dedos del pie estrechos o tacones altos. Verific si el dedo del pie del zapato es más estrecho o más corto que el tuyo.

Consejos para comprar zapatos cómodos

Cuando estés listo para reemplazar parte de ese calzado incómodo, estos consejos pueden ayudar para escoger unos zapatos cómodos:

  1. Espera hasta la tarde para comprar zapatos. Tus pies se expanden naturalmente con el uso durante el día y pueden hincharse en clima caluroso.
  2. Usa el mismo tipo de calcetines que piensas usar con los zapatos.
  3. Pídele al vendedor que te mida los dos pies y que te los mida cada vez que compre zapatos nuevos. Si un pie es más grande o más ancho que el otro, compra una talla que se ajuste al pie más grande.
  4. Ponte en los zapatos. Asegúrate de tener por lo menos de un cuarto a media pulgada de espacio entre el dedo más largo de tu pie y la punta del zapato.
  5. Camina con los zapatos para determinar cómo se sienten. ¿Hay suficiente espacio en la planta de los pies? ¿Se ajustan bien los tacones, se pellizcan o se caen? No pienses en que los zapatos se estirarán con el tiempo. Encuentra zapatos que te queden bien desde el principio.
  6. Confía en tu propio nivel de comodidad más que en la talla o descripción de un zapato. Los tamaños varían de un fabricante a otro. Y no importa lo cómodo que un anuncio diga que son esos zapatos, tú eres el verdadero juez.
  7. Palpa el interior de los zapatos para ver si tienen alguna marca, costura u otro material que pueda irritar tus pies o causar ampollas.
  8. Voltea los zapatos y examina las suelas. ¿Son lo suficientemente resistentes como para protegerse de objetos punzantes? ¿Proporcionan algún tipo de amortiguación? Además, realiza la prueba de suelas mientras caminas por la zapatería: ¿las suelas se amortiguan contra el impacto? Trata de caminar sobre superficies duras así como sobre alfombras para ver cómo se sienten los zapatos.

Reply