Cómo los perros promueven la salud de sus dueños

No es el primer estudio que demuestra que tener un perro también es bueno para la salud, pero es uno de los estudios más grandes que se han hecho sobre este tema. Los datos de 3,4 millones de suecos fueron evaluados y quedó claro que aquellos que tienen un perro tienen un menor riesgo de morir prematuramente, ya sea por enfermedades cardiovasculares u otras causas.

Los mejores efectos para solteros

El mayor efecto se observó en los dueños de perros que vivían solos: en realidad, se considera que este grupo de personas está particularmente en riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares o de morir prematuramente. Sin embargo, los resultados del estudio mostraron que los dueños de perros solteros tenían un riesgo 33 por ciento menor de muerte prematura. El riesgo de un ataque cardiaco fue once por ciento más bajo que para las personas solteras sin perro.

Mwenya Mubanga, de la Universidad de Uppsala, dijo:”Es posible que el perro pueda asumir el papel de un miembro importante de la familia en hogares individuales. Otro descubrimiento interesante: las razas de perros criadas originalmente para la caza, como los terriers o los recuperadores, tuvieron el mayor efecto en la salud de sus dueños.

Sabemos que los dueños de perros generalmente hacen más ejercicio físico que las personas sin un perro. – Tove Fall, autor principal del estudio.

La explicación

Sin embargo, hay que decirlo de forma restrictiva: el estudio sólo relacionó los datos sanitarios de los suecos con si tenían o no un perro. El estudio no puede proporcionar una explicación real de los efectos o la relación causal. También podría ser el caso que las personas que ya hacen mucho ejercicio de todos modos y por lo tanto son más saludables tienen más probabilidades de adquirir un perro.

Sin embargo, los investigadores proporcionaron posibles explicaciones sobre los efectos que los perros parecen tener en la salud de sus dueños.

  • La explicación más obvia es que los perros llevan a sus dueños a más actividad física. Sabemos que los dueños de perros generalmente hacen más ejercicio físico que las personas sin un perro”, dice Tove Fall, autor principal del estudio. Su consejo es por lo tanto: el ejercicio físico te mantiene saludable, ya sea con o sin un perro.
  • Los perros también aumentan el bienestar general y las interacciones sociales y tienen efectos sobre la salud.
  • Los perros cambian el microbioma de sus dueños: ellos entran en contacto con bacterias que de otra manera no hubieran estado en contacto con ellas. Esto cambia la colonización microbiana, especialmente en el intestino, que puede influir en la salud.