Bichectomía cirugía estética

Las cirugías estéticas son algo cotidiano hoy en día, querer realzarse el busto, aumentar de tamaño los glúteos, perfilar la nariz o en este caso obtener una apariencia más delgada en el rostro son unas de las tantas cirugías a las cuales se someten muchas mujeres para lucir más jóvenes y hermosas.

La bichectomia es una cirugía estética muy popular que permite a quienes se someten a esta lucir un rostro más perfilado, alargado y delgado, ideal para personas quienes cuentan con mucho pómulo, incluso haciéndolos lucir obesos cuando no lo son.

En que consiste la bichectomía

La bichectomía consiste en la extracción de las glándulas de bichat, localizadas unos centímetros debajo de los pómulos. Estas glándulas no cumplen ninguna función en los adultos, salvo una función estética de dar una apariencia más rellena en los pómulos.

Para la extracción de las glándulas de bichat, el médico cirujano realiza cortes en la parte interna de ambo pómulos, mediante los cuales extirpa ambas glándulas. La cirugía es sumamente rápida, no requiere anestesia general en la mayoría de los casos. La duración de la cirugía suele ser de uno 40 minuto, luego de esta el paciente puede retomar su vida cotidiana con algunas consideraciones para cuidar de las heridas.

Ventajas de la bichectomía

Al extraer las glándulas de bichat, el rostro se torna más definido, delgado y alargado, dando una apariencia más joven.

Es una cirugía estética sencilla y sin complicaciones, salvo en casos extremos causadas por otras condiciones del paciente.

No causa molestias post operatorias, no requiere de tratamiento o cuidado luego de esta, ni limita al paciente de ninguna forma.

Consideraciones previas a la bichectomía

Como toda cirugía es necesario realizar una evaluación médica para evitar cualquier otra complicación durante la cirugía. Pacientes con diabetes por ejemplo requieren de un mayor cuidado para evitar infecciones y garantizar que la herida cicatrice como debe ser.

Es necesario evaluar el tamaño de ambas glándulas, ya que de no ser uniformes podrían resultar en una deformidad o falta de simetría en tu rostro. El cirujano debe de evaluar y dar un mejor pronóstico al paciente sobre el resultado final de la cirugía.

Comúnmente las personas que se someten a esta cirugía lo hacen porque sus pómulos son más pronunciados de lo normal, haciéndolos parecer personas obesas o un rostro obeso. En estos casos la cirugía resulta ser muy efectiva, dando como resultado un rostro más delgado.

Es de suma importancia acudir a un médico de confianza, un cirujano estético capacitado y con experiencia que garantice un buen resultado, de lo contrario podrías requerir de otra cirugía estética para mejorar la simetría en tu rostro.

Reply