Atha Curso de Meditación

Todos buscamos la calma y la tranquilidad, aunque no todos podamos conseguirla con facilidad. Unos la encuentran al final de cada día, ya sea en alguna actividad que les guste o compartiendo con otras personas, otras la disfrutan en completa soledad y para otras personas es sencillamente todo un reto, y por esta razón deben ir en la búsqueda de ayuda para aprender a canalizar su energía.

No es un secreto que pasamos gran parte de nuestra vida en nuestro lugar de trabajo por lo que debemos aprender a optimizar este valioso tiempo y parte de eso es aprender a meditar en él. Si bien meditar durante un baño caliente o hacerlo durante un paseo es una tarea sencilla, meditar durante el trabajo también puede serlo.

La meditación puede ser un método realmente beneficioso para cualquier ámbito de la vida, inclusive puede afectar de manera positiva nuestro desempeño laboral por lo que se ha vuelto tan importante incluirla en nuestra lista de pendientes diarios.

Atha Curso meditación puede brindarnos las herramientas necesarias para hacer de nuestro tiempo laborar momentos gratos en nuestra vida, mediante diversas actividades tanto individuales como grupales, que se desempeñan entre los miembros de una jerarquía.

¿Qué es el Estrés Laboral?

Se trata de un tipo de estrés propio de las sociedades industrializadas, que es capaz de provocar saturación física y/o mental en un trabajador o grupo de trabajadores, producto de la constante creciente presión en el entorno laboral, afectando no sólo en este ámbito sino también en las relaciones personales del o los individuos. Este estrés generalmente viene acompañado de una serie de reacciones físicas, mentales y emocionales, entre las más comunes se encuentra la ansiedad, malestares físicos, depresión, ira, jaqueca entre otros.

El objetivo principal de este tipo de curso es aprender sobre el manejo del estrés laboral, y todo lo que este conlleva, amenizar el ambiente en el que desempeñamos con regularidad nuestras actividades, mejorar las relaciones interpersonales entre compañeros, aprender a formar grupos de trabajo más eficientes, optimizar el tiempo, promover la reflexión personal para mejorar, fomentar la comunicación, así como también la cooperación y el trabajo en equipo y poder trabajar y vivir en armonía. Con todas estas herramientas resulta más satisfactorio realizar las actividades que nos competen para así observar cambios positivos en los resultados finales.

Todo empieza por dentro por lo que el primer paso para combatir el estrés laboral es empezar por uno mismo para así lograr el equilibrio que estamos buscando. Esto es posible mediante estos tres sencillos pasos:

  1. Concentración en la respiración. Este paso resulta básico para meditar en cualquier momento y lugar, y a pesar de ser uno de los más primitivos es muy eficaz. El mejor momento para llevar a cabo esta sencilla actividad, es durante la caminata de un sitio a otro en la oficina, ya sea al baño o la impresora, respirando en intervalos de tres segundos.
  2. Atención. Canaliza toda tu atención en cada actividad que realices sin invadir tu mente con otros pendientes, incluso en los ratos libres es importante dedicarnos seriamente a tomar un vaso de agua o una taza de café.
  3. Visualización. Para serenar el cuerpo de vez en cuando podemos cerrar los ojos, respirar e imaginar lugares en los que probablemente nos sentiríamos en completa paz.

Reply