El agua antioxidante, la verdadera fuente de la juventud

El agua es un elemento indispensable para que en el mundo pueda haber vida. Esta permite nutrir a las plantas que nos brindan oxígeno para respirar; asimismo podemos ingerirla para quitarnos la sed y mantener nuestro cuerpo hidratado.

Tal es la importancia del agua para el planeta que se han producido numerosas películas en donde se acaba el vital líquido y la humanidad perece, o cómo no, aquellas en donde los protagonistas emprenden un viaje en la búsqueda de la misteriosa “fuente de la juventud o el agua de la vida eterna”. Pero ¿qué pasaría si te dijéramos que esa mística agua que se ve en las películas de ficción es real y ofrece propiedades capaz de contrarrestar enfermedades?

Pues esa sorprendente y mágica agua se trata, nada más y nada menos, que del agua antioxidante. Como bien es sabido, el agua está conformada por dos átomos de hidrógeno y uno de oxigeno; sin embargo, esta tiene la particularidad de tener grandes cantidades de hidrógeno activo. Por esta razón, el agua antioxidante es capaz de prevenir la acidificación y por ende, previene la oxidación que afecta negativamente al cuerpo humano.

Agua antioxidante en contra del ataque ambiental

Tomar agua antioxidante es beneficioso en todos los sentidos. En primer lugar porque neutraliza los daños ambientales que provocan la ingesta de agua contaminada, respirar CO2, entre otros. En segundo lugar porque depura el cuerpo de las toxinas que ingresan al organismo tras ingerir alimentos procesados, fritos, jugos artificiales y gaseosas. Y por último, porque el agua antioxidante actúa como un alcalino, eliminando los ácidos que se generan en el cuerpo y prolongando la salud y, en buena medida, la juventud.

Estudios científicos avalan que tomar agua antioxidante prolonga la salud y la vida porque además de aportar nutrientes y depurar el cuerpo de los desechos, se deshace de las dioxinas cancerígenas y otras sustancias nocivas que ocasionan enfermedades degenerativas o el mismo cáncer. Asimismo ayuda a bajar de peso, pues esta agua ayuda a metabolizar las grasas.

¿Qué se obtiene al beber agua antioxidante?

Además de prevenir enfermedades degenerativas, retarda los efectos del envejecimiento y mejora la vitalidad física. Por si fuera poco mejora el rendimiento sexual y evita costosos gastos en medicinas. Tomar agua antioxidante a diario elimina gradualmente los desechos ácidos del organismo que ensucian y espesan la sangre; esta depuración le devuelve a la sangre su consistencia  natural y alcalina y, por ende, se produce una mejoría sustancial en la salud que notarás inmediatamente.

El agua antioxidante, la fuente de la juventud

Si bien es cierto que el cuerpo humano no tiene la capacidad para perdurar eternamente, el consumo constante de este poderoso líquido extenderá un poco más la vida. Así que cuando veas nuevamente una película en donde busquen la fuente de la juventud, probablemente lo que estén buscando sea agua antioxidante; así que ahora que ya lo sabes, no dejes que los protagonistas de dichas películas sean los únicos en tomar de la fuente de la juventud. Incluye en tu vida cotidiana el consumo de agua antioxidante y tu cuerpo te lo agradecerá dándote larga vida.